Gente que impactó mi vida en este momento de transición (Canadá #1)

“Viajar es un ejercicio con consecuencias fatales para los prejuicios, la intolerancia y la estrechez de mente”.

Mark Twain

Bien decía Mark Twain que viajar te obliga a salir de ti mismo, y aunque suene obvio, vale la pena recalcar las consecuencias positivas de esto en un individuo.

Recién pasada la seguridad en el aeropuerto, notaba lo que dejaba atrás, y lo que se venía… De la forma más radical que había experimentado. Como perfecta analogía de la vida, el miedo y la búsqueda de comodidad me hacía querer retroceder, pero sabía que eso ya quedaba atrás, no para siempre, pero por ahora. Y que lo que venía, a pesar de no saber bien lo que era, sabía que era para bien y que era lo que venía de cualquier forma, con lo bueno y lo malo… Seguir avanzando.

 Gente con la que estoy agradecido durante mi viaje y por qué:

-Ejecutiva Financiera por mostrarme que no debía estar a la defensiva del mundo 🌎

-Joven con quien compartí la cerveza en el vuelo GDL-MEX, por hacerme sentir bien y confiar en mis habilidades sociales

-Señor que me reconoció como Rotario y me deseó lo mejor, por hacerme sentir el apoyo y seguridad de la organización.

-Frida Flores, mi vecina, por mostrarme que el mundo no es tan grande, que había que lanzarme al agua para poder aprender a nadar, y que siempre mi hogar nunca estará tan lejos como parece.

-Marien de Nicaragua, por darme su amistad en momentos de alejamiento, un placer compartir experiencias y hasta dulces tradicionales de nuestros países.

-Señora del camión que parecía japonesa pero resultó ser mexicana, por orientarme en la ciudad, transporte y resolver todas las dudas que me surgieron. Hacerme saber que siempre habría alguien para ayudarme

-Isaac de México 🇲🇽, por acompañarme y mostrarme North Vancouver, disfrutar pizza 🍕, Slurpee, y acompañarme hasta el parque de Capilano, al que no estaba seguro como llegar… Por mostrarme el Canadá Place, tomarme fotos y conversar… Por compartir todo ese día conmigo.

-Wonho de Corea, por ayudarme en el momento de nerviosismo y diversión donde debía llegar desde Grouse Mountain a Kitsilano por mi maleta, y de ahí al aeropuerto, pero que debido a que ya era noche y arreglos, habían cerrado varías estaciones de autobús… Correr por las calles de North Vancouver, buscando la ruta más rápida para poder llegar a tiempo a mi destino y no perder el vuelo, grandes conversaciones y experiencias. Ayudarme y acompañarme todo ese tiempo de manera voluntaria, sin tener la necesidad de hacerlo.

-A mi familia por su interés y acompañamiento en todo momento… Previo, durante y posterior. Por sus oraciones y buenos deseos. Por nunca dejarme solo.

-El chófer del autobús que se desvió y aceleró solo para ayudarme a llegar lo mejor posible, aparte de la explicación.

-A todas y cada una de las personas que conocí, me asistieron en lo que les solicitaba o que me atendieron en algún establecimiento con la actitud más cálida del mundo, desde el chef de Italia, hasta la que me dijo bienvenido en uno de los parques, incluyendo a todos los mencionados, por mostrarme que Dios tiene más de mil caras por conocer y que no estoy solo.

-Finalmente a mi familia, amigos y Rotarios de Taiwán por recibirme como uno más, ser genuinamente hospitalarios y generosos, y ayudar a sentirme en casa, lejos de ella.

Todos ellos tuvieron una gran injerencia en mi experiencia, y los aprendizajes que saqué de ella…

Por hacer de esa experiencia, la más espontánea, significativa y gozosa hasta ahora… ¡Más lo que viene!

Experiencia que les contaré más a fondo próximamente.

1 Comments

Leave a Comment

%d bloggers like this:
www.000webhost.com